0 0
Read Time:2 Minute, 11 Second

Estoy cansado vengo de caminar varias cuadras para pagar los servicios y el arriendo, estos son los mejores días en Colombia porque no le debo a nadie. Pero el resto de los días es moverse para conseguir sostenernos aquí en Colombia. Para pagar todo he tenido que vender arepas, gelatinas, vender seguros, ser entrenador de futbol y hay otros que limpian, entregan recibos, venden tinto o caramelos en el Transmilenio, algunas chicas con menos valores morales se prostituyen, inmigrantes, todos venezolanos, eso sucede en los mejores días porque hay momentos que las experiencias, la discriminación (venecos sucios y pare de contar) hace mella en la voluntad, en el ímpetu de seguir, en esos momentos es cuando provoca tirar la toalla, es cuando recuerdas que tienes títulos y maestrías que no han sido valorados, es cuando recuerdas que en Venezuela eras estrato 5 con apartamento propio, con piscina, que tenías 2 carros y que no pelabas un fin de semana en Morrocoy. Es cuando dices yo como que me devuelvo pa mi país allá nadie me jode. Pero STOP devolverte pa donde si allá ya no queda nada de lo que teníamos, si los amigos se han ido y la economía está destruida. Lo que queda es esa sensación de vacío, de desarraigo porque quedarse sin patria es como quedarse sin madre, son los elementos emocionales de la depresión.

La clave es la RESILIENCIA para EMIGRAR

Esta consiste en esa fuerza interna que te permite enfrentar la adversidad, viendo con agradecimiento cada experiencia porque de todo se saca algo positivo, de todo se aprende, todo es para hacernos mejores personas, es esa voz interior que te dice hay que seguir, así como dice el título de aquella canción NEVER SURRENDER. Tienes que seguir, tenemos que seguir, no podemos desmayar, hay que buscar el aprendizaje en cada experiencia, en cada rechazo en cada discriminación. Emigrando he aprendido a ser humilde a ser agradecido con cada bocado de comida que nos llevamos a la boca, he aprendido a valorar a los verdaderos amigos, he aprendido que cuando dejas de sonreír y ser amable es porque te han derrotado. He aprendido a ser versátil y a hacer de todo, con pensamiento flexible y sin prejuicios. Por eso en la vida todo es un aprendizaje y hay que sacar lo mejor de cada experiencia. Por ello fortaleza mental, apóyate en tus logros, en las cosas que ya has conseguido, en todo lo que has avanzado,  nada de rendirse no desmayes que PA LANTE ES PA ALLA.

Jorge Luis Hernández otro venezolano en el exilio

HAZ UNA CITA DE COACHING MIGRATORIO: JORGE HERNANDEZ

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %